Mujer lucha por cambiar sus hábitos alimenticios para derrotar la diabetes


Verónica Martínez haciendo ejercicios de estiramiento con su entrenador Hendro Yauw  antes de comenzar los ejercicios del día. Foto de Laura Camelo / El Nuevo Sol.

Verónica Martínez haciendo ejercicios de estiramiento con su entrenador Hendro Yauw antes de comenzar los ejercicios del día. Foto de Laura Camelo / El Nuevo Sol.

Por LAURA CAMELO
EL NUEVO SOL-SALUD

“Sólo vine porque mi hija insistió en que debemos ir a buscar nuestra naranja”, dice Verónica Martínez. Ella recuerda que hace tres años, viendo la televisión con su hija, de repente salió un comercial sobre el programa 100 Ciudadanos, que en ese momento anunció que las primeras 10O personas que aparecieran recibirán una naranja gratis. Mi hija me dijo: “Mami, vamos a buscar nuestra naranja”…

Verónica Martínez, de 45 años de edad, es nativa de Los Ángeles y trabaja como directora del departamento de religión en la Institución de Educación Religiosa en Santa Rosa. Ella fue diagnosticada con diabetes estacionaria en el 2005 y hace unos cinco años le dijeron que tenía diabetes tipo 2. Algunos de sus síntomas son la sensación de lentitud y orinar con frecuencia.

“Estaba constantemente con mucha sed y sentía mucha fatiga y cansancio”, dice Martínez. Recuerda que su estómago alcanzaba 8 pulgadas, por lo que se le dificultaba realizar muchas cosas. Martínez dice que llegó al punto que si se sentaba con su teléfono celular entre sus piernas, no alcanzaba a verlo. Entonces, fue cuando vio que su salud estaba en riesgo y comenzó a preocuparse. Por tal motivo, decidió que era el momento justo de actuar.

Lee el reportaje completo en El Nuevo Sol: El Nuevo Sol.

Anuncios

Sergio Zambrano: Programa contra diabetes debe expandirse a toda California

Sergio Zambrano, graduado del programa de kinesiología de CSUN, cree que el éxito del programa de 100 Ciudadanos se debe al hecho de que los participantes e instructores voluntarios se convierten en familia y realmente desean el éxito de los participantes.

IMG_5029

Sergio Zambrano, instructor de 100 Ciudadanos, asiste a una de las participantes del programa de prevención de diabetes en su examen físico. Foto: Joanna Jacobo / El Nuevo Sol

Por MARITSA RAMÍREZ
EL NUEVO SOL-SALUD

Cada lunes, miércoles y viernes, Sergio Zambrano, de 27 años y residente de Sylmar, se despierta temprano y va al Parque Recreativo de la ciudad de San Fernando para ofrecer su tiempo y servicio al programa de 100 Ciudadanos. Llega al parque a las ocho de la mañana y saluda a los participantes. Conoce a cada persona por su nombre y les pregunta sobre su progreso. Comienza una rutina de ejercicio para prepararlos para su entrenamiento, les habla como si fueran su familia.

Zambrano se graduó recientemente de la Universidad del Estado de California en Northridge (CSUN) pero ha sido voluntario del programa de 100 Ciudadanos por un año. El programa, creado por el profesor Steven Loy del Departamento de Kinesiología de CSUN, se propone demostrar que un programa gratuito administrado por estudiantes voluntarios puede resultar en la pérdida de peso de cinco a siete por ciento del peso inicial de los participantes. Una pérdida de peso de esta magnitud ha demostrado reducir el riesgo de diabetes tipo dos en un 58 por ciento.

“Miré un boletín en la escuela pidiendo voluntarios”, dice Zambrano. “Estaba tomando una clase con el doctor Loy y él mencionó que era un programa de prevención de diabetes. Yo me interesé inmediatamente”.

La mayoría de los encargados del programa son estudiantes voluntarios, pero Zambrano sigue trabajando con el programa aunque se haya graduado en mayo de 2013. Se graduó con un título en kinesiología, con una concentración en la ciencia del ejercicio, lo cual es el estudio del movimiento humano y las respuestas fisiológicas al ejercicio del cuerpo humano. Actualmente, trabaja como Técnico Médico de Emergencia (EMT).

Su dedicación al programa y su interés en kinesiología proviene de su historia familiar. Zambrano tiene una historia de diabetes de tipo dos en su familia. Tiene un buen número de tías y tíos que sufren de ésta. Su abuela paterna ha sufrido un infarto por complicaciones debidas a la diabetes y su abuelo falleció recientemente de una infección causada por la diabetes. Su padre también tiene diabetes tipo dos.

Lee el reportaje completo en El Nuevo Sol: El Nuevo Sol.

Lilia Cárdenas: hay que cuidar la salud y no la enfermedad

“Los entrenadores nos dicen, ‘¿quieres cuidar tu salud o cuidar tu enfermedad más adelante?’ Y eso es lo que me inspira”, dice Lilia Cárdenas.

Lilia Cárdenas, originaria de C. Foto: Jorge Reyes Salinas / El Nuevo Sol

Lilia Cárdenas, originaria de Cuernavaca, México, forma parte del programa 100 Ciudadanos desde septiembre del 2013, y asegura seguir con éste hasta el final. Foto: Jorge Reyes Salinas / El Nuevo Sol

Por JORGE REYES SALINAS
EL NUEVO SOL-SALUD

Imagina no poder respirar, no poder caminar. Imagina tener dolor en todo tu cuerpo, especialmente tu espalda y cadera, temer salir a caminar o temer realizar cualquier movimiento por más de 30 minutos porque sabes que no aguantarás el dolor, a pesar de no saber la razón.

Esa es la situación de Lilia Cárdenas.

Cárdenas acudió a varios doctores hasta al fin ser diagnosticada con una infección al pulmón en febrero de 2013. Desde entonces, su vida ha cambiado. Hoy, ella puede caminar, correr y hacer ejercicio sin ningún problema.

Cárdenas es una mujer de 58 años y de 1.75 metros de estatura que vive en la ciudad de Sylmar, en el Valle de San Fernando.

Desde septiembre del 2012, Cárdenas sufría de problemas pulmonares. Visitó a tres diferentes doctores para conseguir una respuesta de por qué no podía respirar y por qué sentía tanto dolor. El primer doctor le dijo que tenía un problema por el cambio de clima y alergia. El segundo doctor le dijo que tenía bronquitis y le recomendó inhaladores, los cuales no eran buenos para su salud. El tercer doctor le dijo que tenía pulmonía.

Finalmente en febrero del 2013, el cuarto doctor. en Cuernavaca, México, le dijo que tenía una infección en el pulmón izquierdo. Su doctor le dijo que si quería curarse de su infección, ella debería empezar a hacer ejercicio y empezar a salir poco a poco para que pueda mejorar su manera de respirar.

Cárdenas empezó a hacer ejercicio poco a poco.

Lee el reportaje completo en El Nuevo Sol: El Nuevo Sol.