Archivo del sitio

Jazmyn Jasso comprueba que 100 Ciudadanos ayuda a la comunidad y a los estudiantes

Jasso, como los otros estudiantes de este programa, quieren cambiar la alta prevalencia de diabetes en el condado de Los Ángeles por medio de este programa, proporcionando un servicio gratuito a los residentes del valle para que bajen de peso y coman saludablemente.

“La razón por la que quiero hacer este tipo de carrera (kinesiología) es porque me permite ayudar a la gente y educarlos en cómo hacerse saludables”, dice Jazmyn Jasso.

“La razón por la que quiero hacer este tipo de carrera (kinesiología) es porque me permite ayudar a la gente y educarlos en cómo hacerse saludables”, dice Jazmyn Jasso. Foto de Naomi Ogaldez / El Nuevo Sol.

Por NAOMI OGALDEZ
EL NUEVO SOL-SALUD

Cuando Jazmyn Jasso tenía 12 años de edad, fue a un parque acuático y vio en la piscina de los delfines, niños felices, riéndose mientras jugaban con animales. Ella quería disfrutar de esa misma experiencia, pero le dijeron que no podía ir a la piscina porque ese era una sesión terapéutica para las personas mayores y los discapacitados.

“Fue una sorpresa para mí a ver la gente ser sacada de la piscina con máquinas de movilidad de los pacientes, y todavía ver enormes sonrisas en los rostros de estas personas”, dice Jasso.

Cuando vio eso, ella pensó: “¿Cómo es posible que a pesar de su limitación pueden encontrar una razón para sonreír?”

“Ese día supe que quería ayudar a la gente mejorar su salud y mantenerse sano”, dice Jasso. “Me di cuenta que ayudar a la gente es más que dar cosas materialistas, y eso es lo que me animó a querer ser una proveedora de salud. Si puedo ayudar a alguien sonreír mientras pasa por un momento difícil, yo siento que les esto ayudando mucho más. Yo les doy esperanza y el valor de creer que tenían el poder para rehabilitarse y estar sanos de nuevo”.

Jasso tiene 23 años de edad y es un estudiante de pregrado en la Universidad del Estado de California en Northridge, especializándose en kinesiología. Piensa graduarse en otoño de 2014 con su licenciatura.

Lee el reportaje completo en El Nuevo Sol: El Nuevo Sol.

Mujer mejora condición emocional por medio de ejercicio

“Ser pre diabética, querer tener hijos y no tener trabajo me motivaron a utilizar mi tiempo extra para alcanzar mi meta de un peso saludable”, dice Brenda Quiñones. Con una sonrisa en la cara, dice que gracias al programa es más activa. La trayectoria no ha sido fácil, ya que a ella no le gusta levantarse temprano, pero sabiendo que hay más personas haciendo lo mismo, la motiva a seguir adelante.

Brenda Quiñones muestra la cantidad de libras que ha perdido en el transcurso de siete semanas dentro del programa de 100 Ciudadanos del Valle de San Fernando. Foto: Victoria López de Dios / El Nuevo Sol

Brenda Quiñones muestra la cantidad de libras que ha perdido en el transcurso de siete semanas dentro del programa de 100 Ciudadanos del Valle de San Fernando. Foto: Victoria López de Dios / El Nuevo Sol

Por VICTORIA LÓPEZ DE DIOS
EL NUEVO SOL-SALUD

Entre felicitaciones, Brenda Liliana Quiñones no permitía que su triunfo reciente, por más grandioso que fuera, la detuviera. Durante su clase de ejercicio, mientras tomaba sus exámenes semanales, era inevitable no notar la alegría en su rostro.

“Cumplió la meta del programa en cuatro semanas”, dice Jazmyn Jasso, la instructora de prevención de diabetes del programa 100 Ciudadanos. El programa requiere que los participantes reduzcan su peso actual por el 7 por ciento. Quiñones, pesando 119.0 kg (262 libras) al comienzo del programa, logró superar ésta meta, bajando 8 kg (19 libras), en tan sólo cuatro semanas. 

“Yo soy muy competitiva. Si alguien puede, entonces yo puedo más”, dice Quiñones. Gracias al Programa de Prevención de Diabetes del Parque de Recreación de San Fernando, Quiñones ha logrado una de sus metas personales: bajar de peso. Al practicar ejercicio cardiovascular, ella se esforzaba mucho más de lo que los instructores le sugerían.

Lee el reportaje completo en El Nuevo Sol: El Nuevo Sol.